La realidad sobre aprender Inglés en la actualidad

Recuerde que aprender inglés no es para aquellos que simplemente lo necesitan; es para quien necesita, quiere mucho y tiene las condiciones adecuadas, esto es importante tenerlo en cuenta. De todos modos, si el momento no es el mejor, ¡revisa tu horario y crea tu espacio y tiempo! A veces es mejor guardar tus fuerzas para otro momento que tratar de abrazar el mundo. 

Haga una reflexión sincera y solo entre en este esfuerzo si realmente llega a la conclusión de que está dentro de sus posibilidades y quiere hacerlo de verdad.

Es suficiente solo ir a clases?

Si los resultados no aparecen rápido, o son muy costosos, algo debe ajustarse para que mejore. Si el trabajo no se complementa con actividades extra, entonces no está prestando atención adecuadamente. Hay ciertas cosas que deben tomarse en cuenta a la hora de estudiar Inglés, todo el esfuerzo extra que hagas mejora los resultados.

Los libros, revistas, películas, documentales, programas de entrevistas, en definitiva, todo lo que pueda representar la exposición al idioma será de mucha ayuda para que la fluidez mejore rápidamente. No olvides que no importa la actividad que hagas, lo esencial e importante es que la actividad sea algo que te guste para que no se vea como una tarea.

No siempre es necesario establecer metas 

Elabora un plan detallado para averiguar cuáles son las necesidades más importantes de esta actividad. El concepto del éxito siempre será relativo, ya que varía según lo planteado y el objetivo de cada persona. 

Lo que para mí es un objetivo alcanzado, para otra persona, puede significar, por ejemplo, solo la mitad o viceversa. Hay personas que trabajan muy duro por algo y solo parece la mitad del camino, pero es su esfuerzo, por ende es su concepto de éxito, así debemos aceptarlo. Mi «inglés fluido» puede no ser el mismo que el tuyo.

¿El estudio de inglés funciona igual para todos?

Hay ciertos puntos y objetivos de quienes quieren aprender inglés, no todas las metas son iguales y los enfoques varían mucho. Hay personas que estudian el idioma para desarrollar la lectura de, por ejemplo, textos técnicos, legales y pueden incluso prescindir de la fluidez oral gracias a esto. 

Otros necesitan tener un conocimiento un poco más amplio porque buscan un ascenso en una empresa y necesitarán hacer presentaciones, asistir a reuniones e incluso negociar en inglés con personal importante. 

Hay investigadores, por ejemplo, que se centran en la excelente redacción en inglés para publicar artículos en revistas científicas internacionales, entre muchos otros ejemplos. Lo que habrás notado es que no deberíamos poner a estudiantes con intereses tan diferentes en el mismo «paquete».

En ocasiones tenemos trabas, pero no debemos dejarlo por eso

Cualquiera sea el problema que se presente, debe abordarse con determinación y buen enfoque. De hecho, no hay nada de malo en retroceder un poco frente a un obstáculo medio, ¡siempre que recuperes tus fuerzas y vuelvas al ataque en la primera oportunidad! De nada sirve buscar excusas en los demás, lo importante es continuar con tus ideas y dejar que todo fluya como debe ser. 

Ten el coraje de admitir que puede que no te hayas dedicado como debiste, o quizás te hayas marcado una meta muy ambiciosa para tu disponibilidad de tiempo, pueden haber surgido imprevistos que te hayan llevado a reorganizar tu agenda, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *